¿Sabes hacer autorizaciones para el uso de imágenes de menores?

autorizaciones-imagen-menoresA menudo, cuando imparto el temario sobre legalidad en los cursos sobre Nuevas Tecnologías y Comunicación especializados en el Tercer Sector, me encuentro con asociaciones que descubren que  no están realizando sus autorizaciones para la cesión de imágenes de los menores de forma correcta.

Todas las personas tenemos derecho a la defensa de nuestra imagen, honor e intimidad. Así lo establece el artículo 18.1 de nuestra constitución: Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Y este derecho se desarrolla en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Pero además, los menores son un colectivo especialmente protegido y cuentan con algunas peculiaridades importantes que deberemos tener en cuenta para evitar posibles problemas. La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor establece que:

  1. Los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones.
  2. La difusión de información o la utilización de imágenes o nombre de los menores en los medios de comunicación que puedan implicar una intromisión ilegítima en su intimidad, honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses, determinará la intervención del Ministerio Fiscal, que instará de inmediato las medidas cautelares y de protección previstas en la Ley y solicitará las indemnizaciones que correspondan por los perjuicios causados.
  3. Se considera intromisión ilegítima en el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen del menor, cualquier utilización de su imagen o su nombre en los medios de comunicación que pueda implicar menoscabo de su honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes legales.
  4. Sin perjuicio de las acciones de las que sean titulares los representantes legales del menor, corresponde en todo caso al Ministerio Fiscal su ejercicio, que podrá actuar de oficio o a instancia del propio menor o de cualquier persona interesada, física, jurídica o entidad pública.
  5. Los padres o tutores y los poderes públicos respetarán estos derechos y los protegerán frente a posibles ataques de terceros.

Antes de pasar a las autorizaciones, te recomendamos leer otro artículo nuestro que os puede servir como introducción: Uso de imágenes de menores por parte de las Entidades No Lucrativas.

¿Qué apartados debe tener mi autorización?

A continuación te recomiendo los siguientes apartados acompañados de un ejemplo general que podéis adaptar según vuestra necesidad concreta.

En primer lugar debes empezar con los datos de la representación del quien ostente la patria potestad del menor:

D/Dña……………………………………….. con DNI…………………………………… Como madre/padre o tutor del menor…………………………………………….

Lo siguiente es especificar a quién o a qué entidad se cede los derechos de uso de imagen. Así mismo, en este apartado también se deben especificar los usos qué tendrán las imágenes. Este es uno de los aspectos que no se suelen incluir, pero no podemos dar por sentado que quien firma la autorización sabe cómo y para qué vamos a usar las imágenes (para mucha gente podría no ser lo mismo un uso interno para proyectos y memorias que para la difusión de actividades en Redes Sociales). En esta lista de posibles usos debes evitar textos que den lugar a confusión ya que ante un problema legal nos pueden acusar de actuar de mala fe.

Autorizo a la asociación/colegio/club deportivo/etc………………………………………… a hacer uso del material fotográfico y audiovisual de las actividades que se lleven a cabo en la entidad. Las imágenes podrán ser usadas para:

  • Difusión de actividades y eventos a través de la página web, blog y redes sociales de la entidad.
  • Uso interno en memorias y proyectos de la asociación.
  • Documentos y material gráfico impreso como carteles, folletos y manuales.

También recomiendo acompañar esta lista de usos con un párrafo de buenas prácticas para tranquilizar a los familiares y dejar claras nuestras buenas intenciones:

La entidad se compromete a que la utilización de estas imágenes en ningún caso supondrá un daño a la honra e intimidad del menor, ni será contraria a los intereses de los menores, respetando la normativa en materia de protección de datos, imagen y protección jurídica del menor.

Antes de finalizar, debemos incluir el apartado para la firma de los representantes legales. A menudo, he visto en asociaciones incluir la cesión del uso de imágenes en autorizaciones de actividades, pero es recomendable hacer firmar a los representantes la cesión de imágenes, ya que una casilla es más fácilmente manipulable y sería imposible demostrar quien la ha tachado.

Y para que así conste firmo la autorización en (municipio)………………. A (día)…. de (mes)….. de (año)……..

 

Fdo:……………………………………..

Finalmente, y ya que estamos tratando y recogiendo datos personales, deberemos terminar con la declaración de cumplimiento con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD):

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos Personales, da su consentimiento para el tratamiento de los datos personales aportados a través de esta autorización. Estos datos serán incorporados al fichero…………… titularidad de la entidad…………………, inscrito en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos. Sus datos serán utilizados para dar validez a la presente autorización.

Podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición establecidos en dicha ley a través de la siguiente dirección de mail…….……………… o por carta certificada especificando su nombre, apellidos y DNI en la siguiente dirección……………………..

modelo-autorizacion-imagen-menores

Consideraciones finales

Nos hemos limitado a la normativa española, con entidades que desarrollen su actividad dentro de nuestras fronteras. Para el uso de imágenes en otros contextos como cooperación al desarrollo te recomendamos que leas nuestro artículo Uso de imágenes en proyectos de Cooperación: aspectos éticos y legales.

Debes saber que hay menores que están en situaciones especiales donde podría no valer sólo la autorización de la familia: menores en pisos de acogida, familias con orden de alejamiento, centros de menores en régimen cerrado o semiabierto… donde podrías necesitar la autorización de los tutores responsables del menor o incluso un juez.

Con respecto a la autorizaciones en los que los progenitores están separados, se puede incluir una cláusula adicional en la autorización en la que la persona firmante se compromete a informar o haber informado al otro progenitor no presente en la firma de la cesión de los derechos de imagen.

Aunque no se mencione habitualmente, la ley establece que también es necesario recabar el consentimiento del menor de manera personal, si sus condiciones de madurez lo permiten, aunque no es obligado que dicho consentimiento sea por escrito (art. 3 de la Ley 1/1982, de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y propia imagen).

Y en tu asociación, ¿cómo lo estáis haciendo?

Sobre Adrian Aguayo Llanos

Adrian Aguayo Llanos Ha escrito 34 posts en este blog.

Comunicación Social, Participación, Educación y TIC 2.0.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: