10 consejos antes de iniciar una campaña de Crowdfunding

En ocasiones, abordamos el Crowdfunding, Microdonaciones o Micromecenazgo en algunos de  nuestros cursos de TIC. En mi experiencia en contacto con entidades que han realizado campañas de Crowdfunding (en las que a veces he colaborado en su diseño), son muchas las personas y colectivos que reconocen que les ha costado más esfuerzo que el planificado inicialmente (incluso, en ocasiones, que no les ha merecido la pena).

Sin embargo, en otras ocasiones, ha permitido proyectos e iniciativas que no hubieran sido posible y, además, también reconocen otros beneficios aparte del económico: implicar en los procesos de comunicación a otras personas de la entidad, mejorar la imagen pública de la asociación, llegar a mucha gente y captar colaboradores/as, obliga a revisar algunos aspectos a nivel interno de la organización (funcionamiento, objetivos, actividades…), etc.

Al fin y al cabo son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de crear una campaña de Crowdfunding. Pero antes de ponernos manos a la obra también conviene hacer un trabajo previo que nos puede facilitar la tarea o aumentar el impacto de nuestras campañas cuando nos pongamos a registrar nuestra campaña en la plataforma que hayamos elegido:

  1. Elaborar un Plan de Financiación. Conviene que antes de empezar definamos en un documento el proyecto a financiar, objetivos, presupuesto desglosado (cuidado, he visto como algunas entidades han perdido dinero en sus campañas de crowdfunding por no haber planificado un presupuesto detallado con todos los gastos posibles), canales para difundir la campaña, recompensas si las hubiera, reparto de responsabilidades… además es interesante que este plan se elabore de forma colectiva para implicar al mayor número de gente de la entidad, ya que su implicación será clave a la hora de difundir la campaña (sobre todo en el momento inicial de lanzar la campaña, que a menudo es el más determinante).
  2. Usar el método SMART para el establecimiento de objetivos. Specific, Measurable, Achievable, Realistic, Time-bound (específicos, medibles, relevantes, alcanzables y definidos en el tiempo).
  3. Estudiar campañas de éxito de proyectos similares. Esto nos ayudará a identificar claves que podamos replicar en nuestra campaña. Desde la plataforma goteo.org nos recomiendan hacer una lista con los puntos fuertes, virtudes y posibilidades del proyecto, y otra con el tipo de gente e instituciones a quienes les podría interesar. Piensa cómo y cuándo puedes comunicarlo. Ves actualizando esa lista a medida que avance la campaña.
  4. Identificar los puntos de interés de nuestra campaña e identificar a qué personas les puede interesar para saber a quién dirigirnos, cómo comunicarlo. Y por medio de qué canales. El crowdfunding funciona a la hora de financiar proyectos concretos, no es una forma de obtener recursos para la entidad en general ni mantener la propia estructura de la asociación. Debemos pedir financiación para algo muy concreto, tangible y, sobre todo, razonablemente alcanzable con la cantidad de dinero que solicitamos.
  5. Establecer las diversas posibilidades de colaboración, económicas y no. Algunas personas no podrán o no querrán realizar donaciones, pero pueden ayudarnos en la difusión, realizando alguna tarea como un diseño, un voluntariado… Puede ser positivo establecer varios importes a la hora de donar. En función de la capacidad adquisitiva del donante o su identificación con los objetivos del proyecto, el dinero puede tener un valor relativo. En coherencia con esto podemos también establecer varios tipos de recompensas. En cualquier caso no es recomendable establecer donaciones abiertas, sin prefijar ninguna cantidad. En este punto también estaremos limitados por las posibilidades que nos ofrezcan la plataforma de crowdfunding que elijamos.
  6. Definir los procesos y canales de difusión. Una campaña de Crowdfunding debe gran parte del éxito a nuestra capacidad de difusión: página web, redes sociales, blogs, mailing… Los momentos iniciales son clave, podemos empezar con las personas más próximas al proyecto o a la entidad y buscar un efecto llamada una vez se haya alcanzado una cantidad mínima del 20%.
  7. Pensar en un retorno colectivo potente y motivador. En determinados tipo de proyectos nos ayudará presentar un resultado que pueda aprovecharse de forma colectiva: un manual, un producto descargable, un vídeo con contenidos útiles… Es habitual ofrecer a los donantes algún tipo de recompensa. Si por ejemplo hablamos de sacar adelante una publicación impresa podríamos regalar un ejemplar (o varios) a las personas donantes.
  8. Recoger información muy detallada del proyecto antes de publicarla. Nos ayudará a una posterior selección de información, priorizar por lo más importante, resolver dudas, tener la posibilidad de contar con información para ampliar y profundizar…
  9. Trabajar en una red amplia contactos. Antes de empezar con la difusión de la campaña nos ayudará haber establecido contacto con otras personas y entidades que puedan ayudarnos en el proceso de difusión.
  10. Aunque las plataformas de crowdfunding realicen parte de la difusión a través de sus espacios, es nuestra responsabilidad darle el mayor alcance a nuestra campañas, aprovechando todos los canales a nuestro alcance: página web, redes sociales, blogs, mailing… Los momentos iniciales son clave, podemos empezar con las personas más próximas al proyecto o a la entidad y buscar un efecto llamada una vez se haya alcanzado una cantidad mínima del 20%. Usa varios canales de difusión. No debemos limitarnos a usar un único medio de difusión como `puede ser nuestro blog o web. Las Redes Sociales son un aliado estupendo y podremos recordar nuestra campaña en estos medios cada poco tiempo (variando el mensaje), así como animar a la viralidad (que otras personas también usen sus redes para difundir nuestras campañas). Tampoco debemos olvidar el mail como una opción válida, ya que las estadísticas de uso son elevadas. Podremos aprovechar todos estos medios para ir informando sobre los avances de la campaña. Piensa, además, usar múltiples formatos multimedia. Deberemos planificar y elaborar vídeos, imágenes, inforgrafías, presentaciones… con la suficiente antelación para centrarnos únicamente en la difusión y seguimiento una vez arranque la campaña.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.