Muchas asociaciones se han visto en la obligación de interrumpir su labor de intervención presencial con