«Yo tengo una asociación…» ¿o mejor «formamos parte de una asociación»? Un recorrido por las nociones